FacebookYoutubeTwitter

Microaglomerado

- Bitaflex Micro 62 (B, M, D) P 25

 

La emulsión BITAFLEX MICRO es una emulsión asfáltica catiónica de rompimiento controlado con un elevado porcentaje de polímeros elastoméricos que le confieren propiedades elásticas al asfalto, ampliando el rango de temperaturas de servicio y dándole mayor adherencia a los áridos por lo tanto aumentando la durabilidad del tratamiento. Se trata de una emulsión que logra mezclas de muy buena performance con altos contenidos de finos como en los Micropavimentos en frío. A diferencia de la emulsión mezcla, esta emulsión permite una rápida apertura al tránsito (1-3 horas).

APLICACIÓN:Es una emulsión especialmente diseñada para realizar sellos superficiales de conservación, denominados Micropavimentos en frío, en una mezcla que se fabrica a temperatura ambiente, con áridos finos de tamaño máximo 12 mm (polvo de cantera y/o arena), agua, aditivos y filler tipo cemento o cal.

Los Micropavimentos en frío se fabrican en equipos portátiles autopropulsados, con dosificación controlada de todos los componentes y mezclado exacto, especialmente fabricados para este propósito, los cuales van montados sobre un camión. Este equipo posee además una caja esparcidora con distribuidor helicoidal para lograr el espesor y la homogeneidad requerida según el proyecto.

Según la zona de aplicación y la época del año se recomienda el uso de diferentes penetraciones del asfalto residual.

Temperaturas: Se utiliza a temperatura ambiente, no requiere calentamiento.

Dosificaciones Orientativas: Dosificación orientativa, la dosificación final debe realizarse mediante los ensayos de WTAT y LWT correspondientes y según la sensibilidad al tipo de árido utilizado:

TIPO

I

II

III

IV

DOTACIÓN MEDIA (Kg/m²)

5-8

8-11

11-14

14-18

ASFALTO RESIDUAL (% sobre árido)

9,0-12,0

6,5-9,0

5,5-8,0

5,0-5,5

AGUA DE AMASADO (% sobre árido, incluyendo la de la emulsión)

10-20

10-15

8-12

Emulsión BITAFLEX MICRO

(% sobre árido)

14,5-19,0

10,5-14,5

9,0-13,0

8,0-9,0

 

Tipo I: Se aplica para sellar fisuras rellenar huecos pequeños y para corregir peladuras superficiales. Este tipo se usa sobre pistas de aeropuertos donde el sellado de la superficie y la resistencia al deslizamiento son las necesidades principales.

Tipo II: Se aplica para rellenar huecos superficiales, corregir condiciones de erosión severa de la superficie y para suministrar una nueva superficie de desgaste. Este tipo se usa sobre pistas de aeropuertos y pavimentos que están severamente erosionados. También se puede usar como capa de rodamiento sobre bases bituminosas o bases de suelo cemento, como un sellador sobre bases estabilizadas o sobre tratamientos bituminosos.

Tipo III: Es aplicable para prever una nueva capa de rodamiento sobre superficies muy desgastadas.

Tipo IV: Es aplicable sobre base estabilizada.